[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 9: La llegada de los Ángeles.

Algunas veces las personas dicen que ellos se sienten “fuera de su elemento.”

Así era exactamente como Shihoru se sentía justo ahora.

Cerca de la calle Flower Garden, había un restaurante llamado Maraika. No era como que allí había algún letrero al frente, pero el lugar era administrado por Maraika-san, por lo que así era como las personas lo llamaban.

Los clientes de Maraika estaban alrededor de los diecinueve, actualmente, en la mayoría de los casos, 100% eran mujeres. No era como que los hombres no eran bienvenidos, era solo que la mayoría de la clientela femenina hacía difícil para los hombres el acercarse.

Por el otro lado, esto hacia más fácil para las mujeres venir, y era un ambiente relajante Seguir leyendo

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Etiquetado , | 6 comentarios

[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 8: En un mundo inalterable.

Al final, después de eso, ellos asesinaron a cuatro goblins, los despojaron de todas sus posesiones valiosas, entonces se dirigieron de vuelta a Alterna temprano porque Haruhiro no estaba luciendo muy bien.

Bueno, nosotros necesitábamos ir a la oficina a llenar toda la papelería de cualquier manera, es lo que Yume y Shihoru dijeron para tratar de confortarlo, pero Haruhiro estaba aún frustrado. Él no podía hacer nada más que culparse.

Incluso así, lastimarse por ello no iba a ayudar. Él no podía borrar su error, pero afortunadamente él sobrevivió, por lo que esto le dio material para reflexionar, y él podía mejorar en cómo manejar las cosas en un futuro. De hecho, él tenía que mejorar.

 Por lo que, con sus asuntos resueltos, todos se dirigieron a la Taberna Sherry, pero cuando ellos comenzaron a revisar cómo habían ido las cosas ese día, las cosas se desviaron a un inicio tormentoso.

Ranta fue el instigador. Seguir leyendo

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Etiquetado , | Deja un comentario

[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 7: Incapaz de aferrarse a los triunfos del pasado.

{Aclaración para una parte de la lectura: Ranta dijo Whaddaya, y Yume preguntó por woddaya. Esta palabra es difícil darle un sentido, en mi país decir Q’ubo (Se lee Quiubo) es tanto preguntar, como reclamar o saludar, y se adaptaba más al whaddaya, por lo tanto, decidí emplearla. || Whaddaya es como decir What do you….? Y también se usa; qué, cómo, cuándo, dónde.. forma de preguntar informalmente}

Tenía que encontrar algo.

Algo que pudiera hacer en su actual situación.

No esperaba que saliera bien desde el principio, por supuesto. No iba a ser tan simple, pero aún así, las cosas no podían ser como antes.

“¡Ranta!, ¡Te dije que no te alejaras demasiado!” Gritó Haruhiro.

Haruhiro estaba usando [Swat] para soportar los ataques de Goblin A, mintras trata de darse cuenta de cómo estaba la batalla.

Goblin A estaba equipado con un casco de cuero, una cota de malla, una espada corta y un escudo pequeño, pero no era grande como un orco, así que sus ataques individuales no tenían mucho peso detrás de ellos. Incluso uno a uno, no sería demasiado problema. El problema era Ranta.

“¡No me he ido tan lejos!” Exclamó Ranta,justo antes de gritar “[¡Exhaust¡]…” y retrocediendo rápidamente hacia atrás. El Goblin B persiguió a Ranta como si estuviera siendo succionado. Ranta empujó inmediatamente su espada larga hacia adelante “¡Toma esto!, [Avoid]”

Sin embargo el Goblin B es algo musculoso y con equipo pesado, logró evitar por poco la espada larga de Ranta. En realidad su espada larga raspó la armadura del duende a medio camino entre el cuello y el hombro, pero eso no iba a ser suficiente para causar algún daño real. Goblin B siguió sin temor el cierre.

Ranta golpeó su espada larga en el Goblin B, gritando “…[¡Reject!]”

Fue bueno que se las arregló para derribarlo y hacer que se retractara, pero…

“¡Mueca detestada!, ¡Eres mío!” Gritó Ranta.

Se precipitó hacia él y se balanceó con todas sus fuerzas logrando golpear el hombro del Goblin B. Sin embargo, eso no era suficiente para su gran armadura. La espada larga de Ranta, solo abollonó su armadura y no pudo cortarla.

“¡Usted es demasiado agresivo!” Gritó Haruhiro mientras bloqueaba la espada del Goblin A.

“¡Oh!, ¡Cállate!” Gritó Ranta enfadado, mientras repelía al Goblin B con una ráfaga de golpes. “¡Toma eso, y eso, y esto!”.

El Goblin B estaba retrocediendo, pero también era posible ver eso mientras se defendía con éxito.

Es por esto que intentar empujar con fuerza bruta no es bueno. ¿Te das cuenta Ranta?

“Tú no eres…”

…Moguzo, ¿Verdad?

Haruhiro casi lo dijo, pero se retractó justo a tiempo. No puedo decir eso, aunque lo quiera, Ranta está haciendo lo que puede.

Ranta se había cargado justo en medio del enemigo, tratando de tanquear la party, sin embargo, Ranta era fundamentalmente diferente a Moguzo; Él no era el tipo pesado que estaba parado allí e intercambiando golpes con el enemigo. El estilo de lucha de este caballero era temible, podía usar su movilidad y fuerza para jugar con el enemigo e hipnotizarlos. No tenía más remedio que moverse, de lo contrario Ranta no podría usar todo su poder.

Ranta era diferente, él no era un tanque. Su grupo necesitaba hacer cambios fundamentales a las tácticas.
y… ¿Cuáles van a ser nuestras nuevas tácticas…?

“¡Oh!” Harhiro trató de usar [Swat] en la espada del Goblin A, pero su mano se deslizó, el Goblin A fuea presionarlo Oh, Mier…

“¡Hah…!” Oyó a alguien gritar.

Regocijando, Mary había saltado y empujó con su corto bastón al Goblin A. El Goblin bloqueó el basón con su escudo saltando hacia atrás.

“!¿Ahora es momento de estar perdido en sus pensamientos?¡” Ella gritó.

“¡L-lo siento Mary!” Harurhiro respondió.

“¡[Focus]!”

Derecha, Haruhiro respondió mentalmente mientras atacaba al Goblin A. Bueno, él intentaba ser más preciso. Si Goblin A contraataca, inmediatamente voy a volver a usar [Swat], si de alguna manera puedo neutralizar al Goblin A con [Swat], quiero hacerlo, pero no creo que sea probable. Los Goblin son demasiado pequeños para usar [Arrest], nunca lo he usado en un Goblin, ¡Maldición!, ¡¿Qué diablos es esto?!. Incluso ahora he perdido mi virginidad al matar Orcos, pero ¿Todavía estoy luchando para enfrentarme a un Goblin uno a uno en una lucha pareja?, estoy demasiado débil. Quiero decir, sabía que era débil.

“[¡Ohm, rel, ect, nemun, darsh!]”

Shihoru lanzó un hechizo. [Shadow Bond], un espíritu sombra voló pegándose en un punto en el suelo. El Goblin C, que cruzaba espadas con Yume lo pisó con el pie derecho.

Muy bien Shirhoru. Pensó Haruhiro.

Goblin C se apresuró a bajar con el pie izquierdo, tratando de liberar su pie derecho, pero la sombra elemental se mantuvo firme y no pudo escapar.

“¡Funyaa!” Gritó Yume.

(Aún no sé si eso es una habilidad u.ú)

Yume saltó contra el Goblin C, usando una combinación de [Brush Clearer] y [Diagonal Cross]. Goblin C llevaba una arma tipo hacha y también una cota de malla, por lo que no era un golpe. Sin embargo, Yume golpeó los hombros, los brazos y el torso con su machete, así que tuvo que sufrir mucho dolor. Goblin C se movía salvajemente con su hacha. Claramente estaba actuando desesperadamente, pero Yume se movió hacia atrás. Yume llevaba solamente una armadura de cuerpo, por lo que sería peligroso para ella tener tomar un golpe de regreso.
“¡Yume!” Haruhiro gritó.

Con solo llamarla, Yume echó un vistazo a la dirección de Haruhiro y parecía entender lo que quería hacer. Ahora Yume estaba corriendo.

Haruhiro usó [Swat] con la espada del Goblin A, de inmediato despegó una carrera. El Goblin A intentó detener a Haruhiro, pero Yume se cargó a él lo cual lo detuvo.

Goblin C estaba todavía atrapado en el hechizo [Shadow Bond]. Notó a Haruhiro y trató de golpearle la cara, pero era demasiado lento. En realidad con su pierna atrapada, no solo no podía moverse, tampoco podía cambiar de posición. Con un su oponente así, no hacía falta decir que Haruhiro podría fácilmente ir por detrás.

Haruhiro lo rodeó hacia atrás del Goblin C y luego saltó sobre él. Apretó fuertemente el mango de su espada, cortando rápidamente su garganta. Cuando saltó, Goblin C cayó de rodillas debido a que su pie derecho seguía pegado al suelo, no podía caer completamente.
“…¡Si!, por fin uno abajo” Haruhiro gritó.

Yume luchaba contra el Goblin A y Ranta estaba luchando contra el Goblin B, Haruhiro podía intentar fácilmente atacar a cualquiera de os dos.

¿Debería ser A o B?, Se preguntó Goblin B está usando lo que parece una armadura decente, por lo que probablemente causará más problemas. Supongo que acabaré con ese.

Cuando estaba a punto de empezar a correr, sintió el impacto silencioso de algo que había golpeado su lado izquierdo. Como si le hubieran pateado.

“Huh… ¿Qué…?”

Cuando miró hacia abajo, había una flecha que salía por su lado izquierdo.

¿Qué es esto?

“¿Por qué… De dónde vino?”

Estaba más que sorprendido que herido. Por lo menos, por el momento.

Haruhiro miró alrededor de la zona.

Juzgando por la dirección de la flecha, pensó A la izquierda y un poco a la parte trasera. Hay un muro que está alrededor del 80% del colapso. Era difícil para un humano esconderse detrás de esta, pero un Goblin si podía.

“¡Tienen refuerzos!” Haruhiro gritó.

“¡Haru, déjame curarte eso!” Mary intentó acercarse a él.

“¡No!” Haruhiro sacudió la cabeza, volviendo a mirar el muro. “Mary, mira a Shihoru”

Mientras Mary curaba a Haruhiro con magia ligera, el enemigo podía atacara Shihoru, o tal vez podía dispararle a Mary, eso sería malo.

“¡Urkh!” Haruhiro gimió mientras corría.

Cuando corro mi lado izquierdo duele mucho. Sin embargo, no es suficiente para evitar que me mueva, puedo soportarlo.

Pensando eso Haruhiro no sabía lo que iba a ser capaz de hacer allá por sí mismo. Eso era cuestionable. Sin embargo, ahora mismo, sentía que no era buena idea que Mary lo tratara.

Eso era porque si Haruhiro fuera él mismo un Goblin, aprovecharía esa apertura. Los Goblin podrían ser más pequeños que los humanos, pero no eran estúpidos.

Haruhiro corrió a toda velocidad para llegar al otro lado de la pared. Se sorprendió lo que vio.

“¡No está aquí!”

Entonces una flecha voló hacia él desde la derecha. Él reaccionó a tiempo para agacharse y evitarla, pero esta era desde más cerca. El gordo y pequeño Goblin D con su arco salía a medio camino detrás de una pila de escombros a siete u ocho metros de distancia. Goblin D había predicho que Haruhiro vendría después de que él se había movido hacia allá.

Honestamente, no eres un idiota, pensó Haruhiro.

“…¡Pero no te dejaré escapar ahora!” le gritó.

Goblin D intentaba golpear una flecha. Sin embargo, en este rango, sería fácil decir no solo cuándos se dispararía, sino también donde apuntaba. Incluso si consiguiera un tiro directo, él podía esquivarlo. Al menos así debería ser.

Su corazón estaba actuando extraño, podía oír su propio pulso y sonaba como alguien golpeando violentamente sus pies. Este sonido se escuchaba locamente rápido

Goblin D disparó. Por supuesto Haruhiro trató de esquivarlo, pero por supuesto que como se sabía Haruhirono no podía moverse como él quería.

La flecha perforó el lado izquierdo de su pecho, justo debajo del hombro, haciendo que Haruhiro cayera sentado hacia atrás.

Whoa… He tomado dos golpes ahora

“¡Flechas envenenadas!” Gritó Haruhiro en el tono más fuerte posible.

El Goblin D arrojó su arco a un lado, sacando una espada corta y saltando hacia él.

¿Ahora qué? ¿Utilizar [Swat]?, No puedo, de ninguna manera.

Goblin D empujó a Haruhiro al suelo y se puso sobre él. Trataba de apuñalarlo en la cara con su corta espada. Tal vez lo se había dejado caer, no estaba seguro, pero Haruhiro no tenía su daga. Solo podía taparse la cara con sus brazos.

La espada corta del Goblin D cortó sus brazos y manos. Haruhiro estaba desesperado.

No debió haber tenido tiempo para pensar, pero él se dijo a sí mismo, Maldición, lo arruiné, no debería haber venido aquí. Tal vez habría sido dejar a Yume, peo eso no se me ocurrió. Tal vez solo lo pienso ahora porque he visto el resultado. El resulta, es este el resultado, todo fue demasiado rápido. Cuando se comete un error, así pasan las cosas. Sin embargo, pensar que sería moriría por un Goblin. No, no, no. Aún no es algo seguro, si es cierto, no lo es realmente.
Goblin D volvió a bajarla espada corta. Haruhiro usó los huesos de su brazo derecho para apartarlo a un lado.

Había un proverbio, ‘Deja que tu carne sea cortada, para romper los huesos de tu oponente,’ pero él había usado sus propios huesos para defenderse en su lugar.

“¡Ohm, real, ect, vel darsh!”

¿Huh?, ¿Magia?, ¿Shihoru?, es Shihoru.

Shihoru atrapó a su al oponente, atacando la cara del Goblin D, desatando su hechizo [Shadow Beat] justo en el blanco.

Haruhiro escuchó un característico sonido Crujido, e inmediatamente la cabeza del Goblin D se fue doblada hacia atrás. La sombra elemental, aparecería una bola de algas marinas, había golpeado el lado de la cara del Goblin D.

Shihoru no era la única que había venido a salvar Haruhiro.

“¡Ha!” Mary aporreó al Goblin D con su corto bastón.

El Goblin D fue mandado a volar, pero pronto se volví a levantar.

Corrió y se las arregló incluso para tomar su arco. Shihoru apuntó con su bastón a la espalda del Goblin.

“¡Ohm, rel, ect, vel darsh!”

Otro [Shadow Beat]. Goblin D de repente saltó detrás de una vieja edificación esquivando la sombra elemental. Sin importar donde estuviera, las ruinas de edificios y murallas estaban dentro en la Ciudad Vieja de Damuro. Habían muchas viejas edificaciones dentro de ella.

¿Por qué escogimos este lugar como sugerencia? Haruhiro se preguntó ¿Habíamos fallado en el momento que tomamos la decisión?

“¡Menos mal!… Hufff… Menos mal… Menos mal…”
Esa es una terrible respiración ¿De quién es?, Oh mi brazo.

Era Haruhiro. Haruhiro estaba acostado de espaldas, podía ver el cielo, cuando el rostro de Mary apareció, sacó la flecha.

Ow… Eso duele.

“¡Primero voy a disipar el veneno!” Dijo Mary.

Haruhiro sintió con la cabeza.

¿Va a tomar mucho tiempo?, Se preguntó vagamente, como si se tratar el problema de otra persona. Con mucho gusto no moriré.

“Oh Luz divina de Luminaris, estén sobre ti… [Purify]”

‘Disipa el veneno,’ pensó. Eso significa que está borrando el veneno ahora. ¿Ha desparecido con ese hechizo el veneno? Realmente no lo sé, me pregunto si Ranta y Yume están bien. ¿Y qué hay del Goblin que escapó?

“¡Haru, mantente firme en tus sentidos!, ¡ Oh Luz divina de Luminaris, estén sobre ti…[Cure]¡”

Sentido, mis sentidos. Tengo que mantenerlos firmemente. Si, lo entiendo, lo entiendo Mary. Está bien, esto es lamentable, me veo ridículamente cojo, pero no puedo dejarme morir. No puedo morir. Si muero, todo ha terminado. No solo para mí o mis camaradas, también… para todos nosotros.

Estoy empezando a sentirme mejor, se dio cuenta. Increíble magia.

“¡¿Qué tal por allí?!” Ranta gritó desde algún lugar.

“¡No hay rastro de ellos!” Yume respondió desde lejos.

¿Qué están haciendo los dos?

Shihoru estaba al lado de Mary mientras lo trataba. Sus ojos se encontraron.

“…Shihoru, ¿Qué pasó con los enemigos?” Haruhiro respondió con dificultad.

“Ese solo se escapó…” Respondió ella.

“Ya veo…”

Ellos pudieron con el resto… entonces… Pensó. Ranta, Yume y Shihoru hicieron todo lo posible sin mi…

Haruhiro cerró los ojos, luego se echó a reí. “¿Qué estoy haciendo?”

Una vez que las palabras salieron de su boca, se dio cuenta que no lo debería haber dicho. Ni Shihoru, ni Mari tuvieron alguna respuesta, lo que lo hizo ver más vergonzoso.

Parecía que su curación había terminado, así que Haruhiro abrió los ojos y se sentó. Ataba a punto de darle las graciasa Mary cuando Ranta llegó corriendo.

“¡Maldito Idiota!, ¡¿Por qué casi te matan?!, ¡No te atrevas a ser asesinado por un mísero Goblin!, ¡Qué tonto eres!, ¡Tú eres más inútil que una bola de mocos!”

“…Realmente regreso para eso,” Dijo Haruhiro.

Pero usted no necesita ponerse contra mí con tanta fuerza. No lo sé, lo merezco, esta vez, así que no puedo quejarme si quieres insultarme.

Lo arruiné. Eso es lo que lo se siente.

No sólo eso, sino que tuve que hacerlo aquí, hoy… de todos los días.

Se suponía que era el día que la party volvía a salir. Fue un día importante. No podían permitirse el lujo de fracasar, por eso habían elegido este lugar, Ciudad Vieja de Damuro. El lugar que una vez se ganó su apodo, “Los Goblin Slayers.”

Podían haber sido el medio de las burlas, o más bien, nueve partes burlándose y una parte de asombro, pero Haruhiro y la party habían frecuentado La Ciudad Vieja de Dumoro el tiempo suficiente para que la gente empezara a llamarlos así. Tal vez eso había sucedido porque Haruhiro y los otros habían matado también suficientes Goblins antes. Habían trasladado sus campos de caza a las minas de Cirene porque los Goblins habían terminado en alerta, pero conocían este lugar como  la palma de sus manos. Incluso sin Moguzo,  un pilar…no… El pilar central de la party, debería haber sido capaces de manejarlo de alguna forma.

¿Se habían sobreconfiado? Podrían haberlo hecho, es posible que no lo hayan hecho, honestamente Haruhiro no sabe. No podía verlo con la mente clara.

“¡¿Qué quieres hacer con el Gobbie que se escapó?!” Yume gritó a lo lejos, a lo que Ranta respondió complacidamente: “¡Déjalo, se ha escapado a alguna parte, estoy seguro que no volverá!”

“¿No crees que te está tomando las cosas demasiado fáciles?” Shihoru preguntó.

“¡¿Dijiste algo Shihoru?!” Gritó Ranta.

“¿Qué se supone que significa eso?” preguntó Ranta. “¿Estás tratando de decir que estoy siendo el de la vista gorda o algo así?”

“… Si quieres resumirlo, eso podría ser.” Dijo Shihoru.

“Estás siendo demasiada molesta.” Soltó Ranta “Si quieres pelear conmigo, espero que estés lista para las consecuencias, ¿Cierto?”

“No hables, como si estuvieras tratando de amenazarme” Respondió Shihoru.

“No te estoy amenazando. Estabas siendo demasiada descarada conmigo, así que estoy un poco enojado”

“…No creo que sea una excusa”

“¿Por qué tendría que inventar una excusa?” Preguntó Ranta “No me vengas con eso. Soy un tipo tolerante, pero incluso tengo límites, si no lo cortas…”

“¡Heeey!” Yume se apresuró a golpearle la cabeza a Ranta.

“¡Como!, ¡maldita sea, Yume!, ¡¿Q’ubo que estás haciendo?!” Él gritó.

“¿Qué es Q’uba? ¡No vayas a hablar tonterías!” Yume le devolvió otro golpe.

“¡Tú eres la que no tiene sentido!, ¡No hay manera de que yo tenga menos sentido que tú!” Gritó Ranta.

“¡Oh! ¡No te quedarás quieto!” Gritó Yume, abrazando a Shihoru. “¡Estás intimidando a Shihoru ahora mismo!, ¿De donde aprendiste a decir eso? ¿Eh Ranta? ¡Yume te asesinaría, Idiota!”

“¡No estoy intimidándola!, estábamos teniendo un intercambio de opiniones, ¡Claro!” Gritó Ranta.

“…¿Cómo?” Murmuró Shihoru.

Ranta miró fijamente a Shihoru y luego hizo un sonido con la lengua “Si tienes algo de qué quejarse, ¡Ven y dímelo a mí!, ¡Me molesta cuando actúas así!”

Mary parecía estar a punto de decir algo, pero luego miró hacia abajo, mirando su muñeca izquierda. Había un hexagrama brillante allí. Demostró que su hechizo de protección todavía estaba en efecto.

Para pensar en ello, Mary ha estado revisando el hexagrama brillante cada oportunidad que tiene. Y pensar que su arma es un bastón corto ahora. ¿Qué bastón del sacerdote con anillos que tenía.? Haruhiro se preguntó No, no, ¿Tengo tiempo para pensar en esto? Espera, ¿Qué se supone que debo hacer otra vez? Tengo la cabeza borrosa. El pensar de que no puedo imaginar que aún queda veneno y Mary curó mis heridas también.

“…Uh,” Haruhiro negó con la cabeza y parpadeó. “De todas formas… … lo siento por haberlo estropeado… Por ahora estamos…. Bien, ya sé ese Goblin de antes no es normal, probablemente nunca hemos encontrado uno que se mueva como lo hizo, lo que estoy tratando de decir es…. Ah… Yo sé… sí eso es correcto, es peligroso quedarse aquí… Podría intentar atraparnos con su arco y flechas de nuevo, podría traer alguno de sus amigos aquí también, yo podía ver que eso suceda.”

Ranta tenía una mirada agria en su rostro, mientras asentía hacia Haruhiro. “Entonces ponte de pie”.

“¿Estás bien?” Preguntó Mary, ofreciéndole la mano.
“…Si”

Haruhiro se puso de pie. No era como si no pudiera permanecer de pie, pero todavía se sentía raro de alguna manera. Se sentía débil e increíblemente lento.

“¿Hmmm…?”  Yume se agachó y cuando hechó un vistazo a la cara de Haruhiro sus ojos se abrieron. “Haru-kun, ¡Estás muy pálido!”

Shihoru también miró a Haruhiro y frunció el Ceño “Ella está en lo correcto”

“Es porque perdió mucha sangre,” Dijo Mary, apoyando a Haruhiro. “He cerrado sus heridas con magia, pero eso no trae de vuelta la sangre que perdió, porque hoy nosotros… deberíamos…”

“Hey, Hey, Hey, Heeey.” Gritó Ranta, levantando la vista en la comprobación de los cadáveres muertos de Goblins. Una vena palpitante en su cien , y su rostro se distorsionaba de rabia. “No vas a decir que debemos regresar a Alterna ¿No?, No hemos ganado nada todavía. ¿Lo sabes?, si volvemos así, nos iremos en rojo, En rojo ¿Me oyes?

“Tenemos mucho dinero, ¿Sabes? Yume le devolvió otro golpe.

“¡Cállate Yume!” ¡No importa cuánto dinero tenga, desaparece en poco tiempo!”

“…¿Por qué lo desperdicias ¿Verdad?” Murmuró Shihoru.

“Shihoruu… No quiero oír eso de alguien que estaba pidiendo sus grandes tetas.

Shihoru inhaló bruscamente, luego sostuvo su pecho con ambos brazos, como si los estuviera escondiendo. “… Eres lo peor.”

“Ja ja ja ja” Ranta se rió “¡Ni siquiera estoy ofendido!”

Me duele la cabeza. No quiero hacer nada y no me gustaría nada más que devolvernos nada más ¿Está bien?, Si no, no lo es.

“….Lo siento” Dijo Haruhiro. “Déjame descansar por ahora, en algún lugar lejos de aquí… Si puedo tomar un descanso, creo que al menos un poco mejor. ¿Por qué decidir qué hacer después de eso?”

“Supongo que eso está bien”, Dijo Ranta “Podemos hacerlo, pero aún así…” respondió Ranta “Déjame decirte esto, Haruhiro, es culpa suya, es mejor que se dé cuenta de eso porque, aún con todos sus defectos, sigues siendo nuestro líder.”

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Deja un comentario

[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 6: Incluso si nosotros vacilamos. JNC

 

La mañana del día siguiente—actualmente, el mismo día, ahora que lo pienso—ellos esperaron al momento en que la campana toco una vez, o hasta las diez de la mañana, pero Merry no apareció en la puerta norte.

El día siguiente, ellos esperaron por dos horas de nuevo, pero Merry nunca llego. Ranta proclamó ruidosamente que ellos deberían irrumpir en el cuarto de Merry, pero Haruhiro y Shihoru se opusieron firmemente a la idea. Mientras que Yume, ella aún se estaba sintiendo funya-funya, pero ella se estaba poniendo mejor.

Entonces, en el tercer día, Haruhiro y los otros llegaron a la puerta norte justo antes de que la campana de las ocho de la mañana sonara.

Seguir leyendo

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Etiquetado , | Deja un comentario

[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 5: Éste desastre. JNC

 

Es a mitad de la noche, eso es todo lo que sé, pero ¿qué hora es? Haruhiro pensó. Eso no está claro para mí. Todo lo que sé es que hemos estado aquí por un buen tiempo.

Ellos estaban en la Calle Flower Garden en el distrito norte de Alterna. ¿Por qué era llamado Flower Garden? Haruhiro no tenía idea, pero tal vez había habido canteros o algo similar un tiempo atrás.

Extendiéndose desde el mercado, la calle Flower Garden y sus calles adyacentes tenían posadas operando por todos lados a ambos lados de ella. Cerca de la entrada a la calle había habido un número de edificios que proveían acomodación temporal para aquellos quienes estaban de paso. Mientras tú ibas más lejos del mercado, el número de edificios grandes incrementaba. Pasando esos hospedajes que lucían costosos con su apariencia majestuosa, estaban algunas posadas decentes, posadas más o menos, y luego finalmente los miserables alrededores llenos con viejas posadas comunes y corrientes.

Seguir leyendo

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Etiquetado , | Deja un comentario

[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 4: Las condiciones para ser el peor. JNC

 

— ¿No crees que ya has tenido suficiente?

Se sentía como que alguien le había dicho esto a ella. ¿Quién? Probablemente el hombre sentado a un lado de ella. Ella no tenía idea quien se supone era él. O como lucia su cara.

Ella entre cerro sus ojos y miró hacia él. Él estaba tan borroso. ¿Qué pasaba con este chico? Por qué estaba sentado a un lado de ella. Ella no lo entendía.

“… ¿Quién eres tú?” ella preguntó.

Seguir leyendo

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Etiquetado , | 4 comentarios

[Grimgar] Volumen 4 Capítulo 3: Ilimitado

Soruzo es un plato de Altana, por lo tanto googleando un poco pude encontrarme con esta persona quién lo ha creado.

 

“¡Hey!, ¡Pops! ¡Agrega otra orden de soruzo!” Ranta gritó, rociando los fideos y el caldo de su boca al hacerlo, levantando el dedo índice de su mano izquierda.

En un puesto de la villa junto a la ciudad de artesanos en el distrito sur, había una tienda que era el único lugar en Alterna donde podía obtener un plato de fideos llamado Soruzo.

Soruzo era un plato de carne tirada en un caldo salado con fideos amarillos que se hacía amasando una flor de trigo y luego cortándola finamente. Si alguien le preguntara si era deliciosa, le costaría mucho decir definitivamente que si lo era. Era de esos tipos de platos que el gusto probablemente divide, especialmente para ese primer bocado.

Sin embargo, cada vez que lo comía, se volvía más y más delicioso para él. Una vez que pasara algún tiempo, comenzaría a ansiarlo de nuevo. Después de todas las veces que lo había comido, estaba completamente encantado al probarlo. Una vez cada diez días-no, cada cinco-no, no si era posible cada tres días quería comerlo.

Era un montón de grandes tazones apilados en frente de Ranta. Siete en total.

Ranta estaba a punto de terminar su octavo plato de soruzo. El noveno plato que acababa de pedir saldría pronto.

Recién hecho, el soruzo estaba caliente, de hecho demasiado caliente, pero Ranta no quería perder el tiempo soplando en él, aun así tragó sobre este.

Se había quemado en el interior de su boca, honestamente, ni siquiera podía saborear lo que comía, su estómago también se hacía daño. Estaba empezando a parecerse a una mujer embarazada.

En este punto, comer no era más que unn sufrimiento, pero Ranta no se detuvo, este último sorbo terminaría su octavo plato.

“-¡Bwahh…! Lo he  terminado” Exclamó.

En ese mismo momento llegó el noveno plato. Cuando el pesado vapor de este cayó encima de Ranta, se mareó.

El olor de aquella armonía perfecta: Huesos de pollo, grasa de cerdo, cebollas y zanahorias debería haber estimulado su apetito por más, pero sólo dio a Ranta ardor estomacal esta vez.

“Chico, ¿Estás bien?” El anciano que dirigía el puesto miró el rostro de Ranta.

Ranta hizo un gesto con la cabeza, frotándose la cara con una mano. Era un desastre de sudor, moco y más sudor, debe de haber sido horrible, pero, maldición como sea, no le importaba.

“-¡Bueno!”

Ranta se puso a tragar su noveno plato, con cada fideo que él absorbía, se sentía un poco nauseabundo, cuando sentía que todo se iba a volver, se cubrió rápidamente le boca.

No voy a vomitar

Juro que no voy a vomitar.

Como si me permitiera hacer eso.

Tengo que comer, comeré, comeré y comeré un poco más. Me comeré todo.

“Algún día, vamos a hacerlo, abrir un resaturante.”

El compañero de Ranta… No, el rostro de su compañero me vino a la mente.

En ese tiempo, Moguzo… el pensó  En serio, tenía una mejor expresión en su rostro a lo que había visto antes.

“Pero, yo no quiero abrir un puesto de soruro, quiero hacer ramen, voy a ahorrar dinero, estudiar y cuando pueda hacer un buen ramen, vamos a hacerlo, vamos a abrir ese restaurante.”
“…Por supuesto.”

Ranta podía responder todo lo que quería, pero no llegaría a su compañero.

Todo lo que puedo hacer es comer. En este momento, solo tengo que comer. Voy a sorber como un loco en el puesto de soruzo que Moguzo amaba. Comeré todo lo que pueda comer, incluso comeré una vez no pueda comer, incluso si estoy lleno, aunque no coma más, seguiré comiendo. Comer, comer, maldita sea.

“¡Urrrrrrrgh!”

Porqué, hombre.

Por qué.

-Por qué.

“¡Por qué no puedes comer nada…!” Se lamentaba Ranta.

¿Es cierto compañero? pensó él, tristemente. No importa cuánto quieras comer, ya no puedes comer.

Ranta iba a comer la parte de él. ¿Cuál era el punto de todo esto? Como si importara. No se sabía cuál era el punto. No importaba. Ranta solo pensaba que era lo que debía hacer. No podía evitar pensarlo, y así no podía soportar no hacerlo.

“¡Gwehhh…!” de inmediato gritó “¡Un tazón más!”

“P-pero, vamos chico,” protestó el geezer.

“¡Está bien, date prisa y dámelo!” Le gritó Ranta.

“O-Okey”

“¡Tazón número nueve!” Ranta gritó.

Solo un poco más, y él haría su noveno cuenco. Ranta se animó a ir más rápido. Él estaba tratando e acelera, pero por alguna razón la cantidad de fideos simplemente no iba a ajar. Sus manos se detuvieron, una ola oscura de náuseas golpeó. No podía respirar, sentía que se iba a ahogar.

Entonces, de repente cuando se dio cuenta, había mucho ruido alrededor de él. Cando miraba había artesanos y soldados voluntarios a su alrededor.

¿Qué?, todos me miran fijamente… ¿Para qué…?

“Oye, ese tipo, su próximo cuenco será su décimo, ¿Sabes?” Alguien señaló.

“Whoooa… ¿En serio…?”

“De ninguna manera.”

“No pude hacerlo…”

“Increíble…”

“Quiero decir, ¿No es una locura?.”

“Sin embargo, él comenzará a luchar pronto.”

“Tú lo dijiste.”

“Por supuesto que sí, diez tazones, no creo que pueda hacerlo, no puedo verlo, no los tazones, esto es difícil.”

“Si, tiene que ser demasiado.”

“No, los tazones.”

“Hmph…” Ranta resopló. Sintió algo extraño cuando lo hizo, ¿Había algo atrapado en su nariz? Fue a pescar con su rostro y atrapó algunos fideos de soruzo en su nariz. Pensó en tirarlos, pero su compañero nunca lo había hecho, Ranta tiró de un sorbo la punta de los fideos que había en su nariz a su boca.

“Oye, mira bien muchachos,” Dijo orgulloso. “¿Diez cuencos? Eso no es un obstáculo para mí, será fácil, esto no es nada.”
-Lo voy a hacer.-

Volviendo a retomar, Ranta rápidamente pulió su noveno cuenco. La décima venía. Se sentía mareado, pero eso no era gran cosa.

“¡Dale!” Ranta se levantó, llevó el tazón a su boca, echando los malditos fideos calientes del caldo juntos a su estómago. La multitud rugió alentando, o excitado, por esos aplausos, Ranta terminó ese décimo tazón en un poco más de diez segundos. No solo los fideos y los demás ingredientes, la última gota del caldo también.

“¿Cómo te gusta eso? ¿Eh?”  él gritó. “¡Pops, tráeme el siguiente!”

“¡Uno más!” Gritó el anciano.

“¡Woooo!”

“¡Él lo hizo!”

“!Este tipo es increíble!”

“!Eso es ridículo!”

“¡Sigue adelante!”

“!Ve tan lejos como puedas!”

“¡Vamos!”

“¡Hazlo!”

“!Ahí le has dado!” gritó Rata, dando los pulgares hacia arriba. “¡Soy Ranta!, ¡Todos ustedes griten mi gran nombre!”

“¡Ranta!”

“¡Ranta!”

“¡Sigue así, Ranta!”

“¡Ranta!”

“¡Ranta…!”

“Pops, date prisa” gritó Ranta.

“¡Un tazón, listo para servir!” gritó el anciano.

“¡Wahahahaha, once cuencos!” Con una risa, Ranta comenzó en su undécimo plato de soruzo. Por un momento se preguntó porqué lo estaba haciendo, pero ¿Qué le importaba en este momento?.

Comer, voy a comer.

Mírame compañero.

Incluso si esto es todo lo que puedo hacer

“¡Bwuh!” Ranta de repente se ahogó con algo. Un fideo salió de su nariz y la multitud se echó a reír. Casi los golpea, pero Ranta solo soltó una carcajada.

¿Cuánto puedo comer?, voy a llevar esto al límite. Estoy comiendo hasta caer. Porque algún día, voy a abrir un restaurante. Será un ramen común, no soruzo, como mi compañero quería. Ya he decidido por el nombre. Será La tienda Ramen de Ranta y Moguzo. No,  mejor Moguzo y Ranta.

Publicado en Hai to Gensou no Grimgar | Etiquetado , | Deja un comentario